Archivo de la categoría: ser creativo

Juegos fotográficos

Siguiendo unas ideas que leí en la revista Kireii del atelier de Jackie Rueda he empezado a jugar con mi modesta cámara de fotos (y a veces con el móvil) y me voy proponiendo retos cada dos semanas para fotografiar.

El primer reto que me propuse fotografiar fueron mis PIES. Y me costó, no me gustan demasiado, la verdad.

El siguiente reto que me propuse fue jugar con el AMARILLO. El resultado no es mi favorito, pero bueno, aún estoy aprendiendo a explorar.

La última propuesta es DESAYUNOS. Y aquí sí, será por golosa, estoy disfrutando.

Espero que os gusten mis pequeños experimentos. Reconozco que son mejorables, pero sólo son juegos para explorar las imágenes y mi percepción del mundo.

MARTÍN

Tanto pensaba Martín en ese camino que no va a ninguna parte que un buen día decidió recorrerlo para comprobar, por sí mismo, de qué estaba hecha la ninguna parte.

Ese día Martín se despertó temprano, sabía que el día podía ser duro y quería empezar con la fresca, no fuera a ocurrir que esa ninguna parte estuviese lejos y le pillara aún de camino. Empezó el día igual que todos los demás días. Se levantó, se fue al lavabo, se aseó y se vistió. Primero la ropa interior, luego la camisa y por último el pantalón y su cinto. Se puso los zapatos despacio, primero el derecho y luego el izquierdo. Dejando para el final el perfecto lazo que cierra y adorna cada uno de ellos. Una vez vestido preparó una mochila con algunos víveres, una navaja multifunción, agua y un sombrero para el sol. Era verano y no quería que el sol le dañase la conciencia. Quería tener las ideas claras para poder ver la ninguna parte que buscaba. Sigue leyendo

Los monstruos tienen miedo de las mamás

Sí, amigos míos, puede que no os lo creáis, pero no hay nada más miedica que un monstruo enfrente de una mamá. Porque los monstruos saben que las mamás sacan a relucir todo su ingenio cuando uno de sus polluelos tiene pesadillas o simplemente tiene miedo a los monstruos. Y si no, que se lo digan a mi pequeña hija. Le quedan un par de meses para cumplir cinco años, y de vez en cuando nos dice llorando el miedo que tiene a los monstruos que habitan su cuarto. Buscando inspiración en la red, que no todo es original mío, encontré el “Spray Anti Monstruos”. Y lo hemos hecho realidad. Le hemos metido dentro un poco de la colonia de mamá diluida en agua y así cuando crea ver o sentir algún ser extraño, sólo ha de sacar su Spray y lanzar unos pocos rayos del perfume de mamá. Como los monstruos sienten pánico ante las mamás, sólo con oler su perfume salen corriendo y ya no hay ningún monstruo que asuste a nuestra pequeña. Por ahora funciona, y deja en su cuarto un suave y agradable olor a vainilla, mi perfume. Sigue leyendo